Irlanda es conocida y apreciada mundialmente por sus carnes de vacuno de la más alta calidad; reputación protegida por un riguroso sistema de control de calidad. Es por ello que gran parte del equipo de Carns Milá viajó a Irlanda para conocer de primera mano sus productos, viendo el entorno donde se desarrollaban los animales y las instalaciones de varias empresas proveedoras.

Calidades de la carne Irlandesa

La excelencia de la carne irlandesa viene dada gracias a la alimentación del ganado. Los animales tienen más libertad y se alimentan de los pastos, lo que luego se ve reflejado no sólo en el color rojo de la carne, característico por caroteno de hierba, sino también en sus propiedades organolépticas.

Es evidente la virtuosidad de la carne, es por eso que los irlandeses la venden a más de 60 países, siendo así el principal exportador de vacuno del hemisferio norte. Un 95% de su producción es vendida en el exterior, con cifras de un total de 525.000 toneladas.

Evolución del mercado de la carne

Hay una constante evolutiva en el sector cárnico. No sólo hay cambios en la producción sino que el consumidor se ha vuelto más exigente y quiere disfrutarla al máximo.

Irlanda, consciente de ello, se ha propuesto liderar el mercado de la carne y trabajar en las mejores razas, como el Angus y la Hereford, con sistemas de crianza tradicionales, respetuosos con el medio ambiente, sostenibles y sobre todo que garantizan el bienestar animal. Todo esto se materializa en una carne excelente, de gran sabor y ternura, con todas las garantías de calidad, trazabilidad y sostenibilidad.

Tenemos claro a Carns Milà que hace falta poner el acento en las exigencias del consumidor. La evolución del mercado hacia las tendencias gastronómicas es evidente y para nosotros es importantísimo ofrecer la mejor calidad a nuestros clientes en todo momento. Por eso hemos apostado por ampliar nuestro catálogo con referencias irlandesas de diferentes presentaciones de formato y envasado.

La meva cistella